Catholic Church

Grief Brief   #9

One of the difficult aspects of grieving is dealing with the strong feelings that emerge during the grief process.  Among those known to most grievers are: sadness, loneliness, missing the person lost, anger that they are no longer a part of one’s life, and guilt over what one believes should or could have been done for the loved one.  Hindsight becomes quite keen while one is grieving.  Self-blame, regret, and guilt easily follow.

Anger may extend beyond self or the loved one to anger at God, who after all, could have spared the person for several more years, giving him or her wellness. Anger at medical personnel in our health care system can also arise when we believe that they could have tried harder to save the person or to have given better care.   Anger may also be extended to the person who died, especially if one feels that self-neglect was a causative factor in an earlier than desired death.

As feelings emerge they have a power of their own which will certainly increase if the feelings are repressed or denied.  Looking at feelings and trying to understand what they are conveying to us is quite important. Taking the time to see the reality of what one feels, talking about those feelings with a trusted other, or writing them out gives an escape of them from our inner world.  Of course this process cannot be done just once.  The feelings will emerge several times over until they dissipate and one can let them go.

Whenever strong feelings emerge during grief they require a process of forgiveness for needed healing to follow.  Forgiveness is extended to anyone considered to be complicit in any aspects of the loss.  When forgiveness of whomever, including self, is hard in coming there is a need to pray for the ability and strength to forgive.  Then, peace can follow.

Remember that holding on to unforgiveness or any of the strong feelings that emerge during grief will also lead to an undue toxic burden of spiritual and emotional unrest and unhappiness to be carried throughout one’s life. Therefore, a word of wisdom is to visit and process the feelings. 

 

Breve de Duelo #9

Las Emociones Fuertes del Duelo

Uno de los aspectos difíciles de la aflicción es lidiar con los fuertes sentimientos que surgen durante el proceso de aflicción. Entre los conocidos por la mayoría de los que se quejan, se encuentran: tristeza, soledad, extrañar a la persona perdida, enojo porque ya no son parte de su vida, y culpa por lo que uno cree o debería haberse hecho por el ser querido. La retrospección se vuelve bastante aguda mientras uno está de duelo. La auto-culpa, el arrepentimiento y la culpa son fáciles de seguir.

La ira puede extenderse más allá de sí mismo o del ser querido para enojarse con Dios, quien, después de todo, podría haber ahorrado a la persona por varios años más, brindándole bienestar. La ira hacia el personal médico en nuestro sistema de atención médica también puede surgir cuando creemos que podrían haber hecho un mayor esfuerzo por salvar a la persona o por haber brindado una mejor atención. La ira también puede extenderse a la persona que murió, especialmente si uno siente que el abandono de sí mismo fue un factor causante en una muerte anterior a la deseada.

A medida que surgen los sentimientos, tienen un poder propio que sin duda aumentará si los sentimientos son reprimidos o negados. Mirar los sentimientos y tratar de entender lo que nos están transmitiendo es muy importante. Tomarse el tiempo para ver la realidad de lo que uno siente, hablar sobre esos sentimientos con alguien de confianza o escribirlos les permite escapar de nuestro mundo interior. Por supuesto, este proceso no se puede hacer una sola vez. Los sentimientos surgirán varias veces hasta que se disipen y uno pueda dejarlos ir. Cada vez que surgen sentimientos fuertes durante la aflicción, se requiere un proceso de perdón para que la curación sea necesaria. El perdón se extiende a cualquier persona considerada cómplice en cualquier aspecto de la pérdida. Cuando el perdón de quienquiera, incluido el yo, es difícil de alcanzar, es necesario orar por la capacidad y la fuerza para perdonar. Entonces, la paz puede seguir. Recuerde que aferrarse a la falta de perdón o a cualquiera de los sentimientos fuertes que surgen durante la aflicción también llevará a una carga tóxica indebida de malestar espiritual y emocional e infelicidad que se llevará a lo largo de la vida. Por lo tanto, una palabra de sabiduría es visitar y procesar los sentimientos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Mass Times / Horario de Misas

Saturday Vigil / Vigilia del Sábado
5:00 PM
7:00 PM (en español)
Sunday / Domingo
8:00 AM
9:30 AM
11:30 AM
6:00 PM
Daily Mass Schedule / Misa Diaria
Monday – Saturday / Lunes-Sabado
8:30 AM
Holy Days of Obligation / Días Santos de Obligación
7:00 AM
12:00 PM
7:30 PM
*unless otherwise announced / *A menos que se anuncie algo diferente.

Devotions

Adoration / Adoración
Monday / Lunes 6:00 PM – 8:00 PM
Confession / Confesiones
Monday / Lunes 7:00 PM – 8:00 PM
Benediction / Bendición
Monday / Lunes 7:45 PM

Fr Jack’s Challenge