Catholic Church

Grief Brief # 16 

As we begin a new grief message this month our focus will be on how children face losses and  how they express their grief.

A number of people believe that babies and small children are unaware of a loss that occurs within a family.  This is not totally true.  Although they don’t understand the concept of death and the loss that ensues, they do sense that something is amiss.  Their parents and others are sad , and perhaps weeping. They can easily respond to this with clinging and restless behavior.

As children enter the 2-6 year age ranges they can easily sense the absence of someone loved. They are no longer there within the family or at gatherings.  They ask about the person or wait for them to be present once again.  There are lots of questions that await answers on their part.  They can be told that their special person had become tired, weakened, or ill and has died.  They have left the family and friends for a place of rest, peace, and happiness.  Children brought up in a Christian home are told that heaven in that special place.  God is there, and other deceased family members are there .  Their dear ones are all happy and well.  It is helpful to reassure children that at some point, as their lives end, they too will  be able to see and be with their special persons.  This can be comforting to children.

It can be noted that parents who receive the many questions about loss and death may not be able to respond adequately to the questions asked by children.  They may be heavily grieving.  In which case, adult family members can offer to provide the requested information.  The language needs to be simple and offered in the easiest manner possible so that responses to questions are understood.  Linking sadness and others feelings of loss to the explanations being given will help children to more easily accept the feelings that they are experiencing.  It might be noted that when children grieve, they do so in shorter time periods.  They may ask their questions, express their sad feelings , and then be off to do a favorite activity.  How different from the sustained periods of grieving that adults experience!

Adolescents, who are experiencing losses of family members or friends, react in a totally different manner.  They grieve, but their grief expressions may be deeply internal or very overt.  There can be  enraged or have a sense of unfairness about the death, especially if it was traumatic, or perhaps marked by suicide.  Grief Counselors  in the school setting and anguished parents make every effort to reach out and provide comfort.  Teens, however, readily turn to peers to express their feelings of loss.

The behavior of teens may express an acting out of their sense of dismay at loosing someone close to them.  Behaviors may become reckless, explosive, or repressed by silence and a lack of communication.  Adults can offer their presence, caring, and any signs of comfort at this difficult time.  Group activities like candlelight vigils or memorial gatherings are helpful, as are offers of individual counseling by professional persons.

As can be seen, expressions of grief, related to losses experienced, will vary with the age groups of children.  The support of caring adults, simple answers  to questions, and the opportunity to express sad feelings in safe and sincere manners will always be helpful to children, as well as teens.  Participating in memorial services and funerals will help to heal  grieving hearts in significant ways.  Having children participate in these rituals that mark the passage from life to death can bring healing to them, especially if they are prepared for the experience by loving and caring adults.

 

Breve de Duelo #16

Como Enfrentan los Niños las Pérdidas y Como Expresan su Dolor

AL comenzar un nuevo mensaje de duelo este mes, nuestro enfoque estará en como los niños enfrentan las pérdidas y cómo expresan su dolor. Algunas personas creen que los bebés y los niños pequeños no son consientes de una pérdida que se produce dentro de una familia. Esto no es totalmente cierto. Aunque  no entienden el concepto de muerte y la pérdida que se produce, sí tienen la sensación de que algo anda mal. Sus padres y los demás están tristes, y tal vez llorando. Ellos pueden responder fácilmente a esto con un comportamiento apegado e inquieto. Cuando los niños entran en el rango de edad de 2 a 6 años, pueden sentir fácilmente la ausencia de alguien amado. Ya no están allí dentro de la familia o en reuniones. Preguntan por la persona o esperan que vuelvan a estar presentes. Hay muchas preguntas que esperan respuestas de su parte. Se les puede decir que su persona especial se había cansado, debilitado o enfermo y que ha muerto. Han dejando a la familia y amigos por un lugar de descanso, paz y felicidad. A los niños criados en un hogar cristiano se les dice que el cielo en ese lugar especial. Dios está allí, y otros miembros de la familia fallecidos están allí. Sus seres queridos están todos felices y bien. Es útil asegurar a los niños que en algún momento, al terminar sus vidas, ellos también podrán ver y estar con sus personas especiales. Esto puede ser reconfortante para los niños.Se puede observar que los padres que reciben muchas preguntas sobre la pérdida y la muerte pueden no ser capaces de responder adecuadamente a las preguntas de los niños. Pueden estar muy afligidos. En cuyo caso, los miembros adultos de la familia pueden ofrecer proporcionar la información solicitada. El lenguaje debe ser simple y ofrecido de la manera más fácil posible para que se entiendan las respuestas a las preguntas. Relacionar la tristeza y otros sentimientos de pérdida con las explicaciones que se dan ayudará a los niños a aceptar más fácilmente los sentimientos que están experimentando. Cabe señalar que cuando los niños se afligen, lo hacen en períodos de tiempo más cortos. Pueden hacer sus preguntas, expresar sus tristes sentimientos y luego irse a hacer una actividad favorita. ¡Qué diferente de los períodos sostenidos de duelo que experimentan los adultos! Los adolecentes, que están experimentando pérdidas de familiares o amigos, reaccionan de una manera totalmente diferente. Se afligen, pero sus expresiones de dolor pueden ser profundamente internas o muy abiertas. Se puede enfurecer o tener una sensación de injusticia con respecto a la muerte, especialmente si fue traumática, o tal vez marcada por el suicidio. Los consejeros de duelo en el ambiente escolar y los padres angustiados hacen todo lo posible por ayudar y brindar consuelo. Los adolescentes, sin embargo, se vuelven fácilmente hacia sus compañeros para expresar sus sentimientos de pérdida. El comportamiento de los adolescentes puede expresar un sentimiento de consternación al perder a alguien cercano a ellos. Los comportamientos pueden volverse imprudentes, explosivos o reprimidos por el silencio y la falta de comunicación. Los adultos pueden ofrecer su presencia, cuidado y cualquier señal de comodidad en este momento difícil. Las actividades grupales como las vigilias a la luz de las velas o las reuniones conmemorativas son útiles, al igual que las ofertas de asesoramiento individual por parte de profesionales. Como se puede ver, las expresiones de dolor, relacionadas con las pérdidas experimentadas, variarán con los grupos de edad de los niños. El apoyo de adultos comprensivos, las respuestas simples a las preguntas y la oportunidad de expresar sentimientos tristes de manera segura y sincera siempre serán útiles para los niños, así como para los adolescentes. Participar en servicios conmemorativos y funerales ayudará a sanar los corazones en duelo de manera significativa. Hacer que los niños participen en estos rituales que marcan el paso de la vida a la muerte puede traerles sanidad, especialmente si están preparados para la experiencia de amar y cuidar a los adultos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Mass Times / Horario de Misas

Saturday Vigil / Vigilia del Sábado
5:00 PM
7:00 PM (en español)
Sunday / Domingo
8:00 AM
9:30 AM
11:30 AM
6:00 PM
Daily Mass Schedule / Misa Diaria
Monday – Saturday / Lunes-Sabado
8:30 AM
Holy Days of Obligation / Días Santos de Obligación
7:00 AM
12:00 PM
7:30 PM
*unless otherwise announced / *A menos que se anuncie algo diferente.

Devotions

Adoration / Adoración
Monday / Lunes 6:00 PM – 8:00 PM
Confession / Confesiones
Monday / Lunes 7:00 PM – 8:00 PM
Benediction / Bendición
Monday / Lunes 7:45 PM

Fr Jack’s Challenge